Quién es Afrodita, biografia, historia, resumen

Afrodita fue una diosa de gran culto en lo que hoy es Grecia y zonas aledañas. Rodeada de un misterio grandilocuente, rituales de tinte sexual e historias de todo tipo. No es fácil describir su figura, ya que como antiguo Dios múltiples relatos de ellas eclosionan, sin embargo, aquí te daremos informaciones fidedigna de lo que fue una deidad sustancial muchos siglos atrás. Un poco de todo, para que sepas un poco más y disipes algunas dudas. Lo que sí te decimos es que no te pierdas este posteo.

afro 3

Es difícil escribir sobre una deidad: no sólo porque las historias arrecian (aunque hay que confiar en los principales pensadores) y todo toma ciertos tintes de mitología ¿Con esto que queremos decir? Es que es un peligro caer en la tierna imagen de una creación ficticia, propia de niños inmaduros. En rigor de verdad, Afrodita fue muy seguida en los terruños griegos y cercanos, objeto de cultos de todo tipo, algunos de tinte sexual.

Desde el principio las cosas no son claras: hay dos Afroditas. Una a la que se le agrega el vocablo de Urania, surgida de la espuma de la castración que Cronos infligió a Urano. En ese caso, sería un numen primordial, más antiguo que el mismísimo Zeus. La otra es hija de este último junto a Dione, por ende menor y parte de la familia olímpica, guiada por el patriarca del trueno.

Por lo general, y eso Platón en el Banquete lo trae a colación, cuando se habla de amor puro, celestial, serio, estamos hablando de urania; en el caso de algo más carnal, metido en el barro de la vida aludiríamos a la hija de Zeús. No por algo, en relación a la última, en sus rituales intervenían lo que hoy se conocen como meretrices o prostitutas. Afrodita era diosa de las cortesanas.

Quién es Afrodita, biografia, historia, resumen

afro 2

Ella en el centro del cuadro, siendo el foco de atención absoluto. Es la diosa de la belleza, es el objeto de deseo por antonomasia, aunque con el tiempo también se la asoció al amor. Esta deidad no fue niña; nació grande y con figura de una chica núbil. Sea como hija de Zeús o en el mar, si es como descendiente de Urano. En el caso de la última, surgió en el mismo mar como parte de la materia del Dios castrado, más precisamente su esperma.

Como todas las deidades, sobre todo en los politeísmos, su nombre varía según las zonas, con rasgos más o menos similares. En el caso de Afrodita, su sitio de culto inicial estriban en la actual Chipre, acercándose poco a poco al Peloponeso, posiblemente gracias a la acción de los mercaderes y otros hombres de naturaleza itinerante. Como dijimos, las cortesanas de la época eran seguidoras y devotas de la divinidad, llenando los ritos, según ciertos estudiosos como Graves, de sexo liso y llano.

Esa es una de las dos caras  de una Diosa que es dual; representa el problema básico del amor. Freud dirá que se compone de pulsiones tiernas y sexuales, las últimas incluso con cierto grado de ferocidad. Los pensadores como Platón y todos los neoplatónicos rendirán culto a su versión celestial porque justamente implicaría un amor puro. Si tenemos en cuenta el sistema filosófico del discípulo de Sócrates, basado en las ideas, todo lo que sea corporal va a ser desdeñado como lábil e inferior, a lo sumo un simple remedo de las ideas eternas. En ese sentido urania tenía todas las de ganas, además de tener un origen más noble.

Si nos atenemos a ciertas fechas importantes, su culto tuvo éxito entre los siglos XI ac y alrededor del siglo V ac. La prosa homérica habla de ella; luego Hesiodo, un tiempo después, hará lo mismo en tu gran y hermosa teogonía.

afro 1

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *