Quién es Cupido, biografia, historia, resumen

¡Buenos días! Como siempre aquí estamos desde bien temprano para darte el mejor material e información en relación a ese personaje histórico o incluso mitológico, del que has escuchado pero posiblemente sepas poco. En esta ocasión le tocó a ese tierno niño, algunas veces  con cuerpo núbil, denominado Cupido. Te contaremos un poco de su raigambre antigua y algunos datos curiosos que lo convierten en una deidad única ¡No te pierdas la nota!

cupi 3

Debe ser, con poco temor a errar, la deidad más conocida de todas para nosotros, incluso con cierta raigambre actual aunque desde un tono burlesco o poético. Sí, Cupido no murió, aunque ha ido cambiando ¿Qué ha sido hoy de Zeús, Marduk o Horus? Absolutamente nada o en todo caso lindas figuras para los eruditos o investigadores de la religión.

No es así con Cupido, una deidad propia de la mitología grecorromana pero con no tanto culto en el pasado. Su génesis se la comprende en Chipre y fue hijo, según algunos pensadores de la época, de Vulcano y Venus (equivalentes romano de Hefesto y Afrodita, respectivamente), aunque otros hablan que la última lo tuvo con el gran Júpiter. Sea como sea, engendraron a un bello niño, con rostro tierno, que andaba desnudo y de igual hermosura que su madre. Ella fue, justamente, la que le concedió las flechas, arma desde la que dimana el gran poder de esta divinidad. Pocos saben, sin embargo, que las flechas son de dos tipos: las doradas para el amor, la correspondencia; las plateadas para sembrar el olvido y la desunión. Por eso, es un error aludir que en las desventuras y sinsabores de este tipo Cupido no tendría nada que ver.

Y así quedo ese niño dios con un poder indescriptible, ya que su arma era inmune hasta a la ferocidad de Júpiter, que durante un buen tiempo quiso hacerlo desaparecer, precisamente porque significaba una amenaza. Aunque con el tiempo  eso se modificó, siendo reconocido por el gran padre de todos los númenes.

Quién es Cupido, biografia, historia, resumen

cupi 1

No existe un relato lineal si hablamos del politeísmo y eso cuesta porque estamos acostumbraos tal vez a religiones bastante más sistematizadas. Los romanos, que consideraban a la civilización griega parte de su genealogía, ese progenitor que enaltecía, tomaron muchos dioses de ellos cambiando sus nombres y respetando en gran medida sus historias, además de añadir propias. Cupido sería el Eros antiguo, aunque con menos rango, ya que por lo menos para Hesiodo aquel era una divinidad primordial. En el caso de nuestra variante romana, se lo suele representar desnudo, aniñado, a veces con una banda en los ojos, junto a sus flechas y la alijaba. Simboliza de algún modo la pasión, el amor desinteresado pero también un tanto pueril. Su hermano Anteros (sí, Venus le dio un para que no se sintiera sólo) representaba un sentimiento serio, correspondido, hasta sobrio y cuando se juntaban conformaban a un joven hermoso.

Sin embargo, todo es más complejo aún y el lector tendrá que dispensarnos de culpas por las obvias omisiones que se deben hacer para darle sentido y conexión al relato. Cupido, como se dijo, tiene el rasgo único, además de haber sufrido el amor en carne propia, por ejemplo con Psique, de ser un personaje incorporado hasta en la contemporaneidad. Obviamente, ya con una existencia poética, pero incluso se lo ha cristianizado semejándolo a un ángel, ya que su apariencia ayuda a ello. Tal vez el rasgo sobresaliente, además de terminar siendo un producto de capitalismo, es que ya no anda desnudo, sino en pañales, cuestión que mata dos pájaros de un tiro: por un lado se le otorga mayor aspecto de bebé; por otro, se desdeña cualquier impudicia generada por la desnudez.

Si hubo culto a este Dios fue exiguo, un poco fagocitado por la adoración a otros. Recordemos que la cultura romana era proclive a no ser totalitaria en materia piadosa, sino a soportar, sobre todo en la época fértil del imperio, y tomar un poco de las creencias de todas partes. Mitra es un buen ejemplo, como también el suceso sustancial y sumamente complejo de terminar con Constantino bajo la égida del cristianismo.

cupi 2

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *