Quién es Demócrito, biografía, historia, resumen

¡Buenos días! Otra vez estamos aquí para traerte toda la información acerca de personajes históricos, mitológicos, actores, actrices, famosos de toda laya y así hasta, casi, el infinito. Muchas personalidades que dieron que hablar, que emplazaron una gran bisagra en la existencias que los rodeaban y dejaron una huella indeleble para la posteridad, ya que solemos hablar de ellos. En este caso, Demócrito , filósofo atomista casi contemporáneo a Sócrates y gran figura en el panteón de pensadores universales. Te contaremos un poco de su historia y pensamientos ¡No te pierdas la nota!

demo 2

Se piensa que vivo entre el siglo V y IV antes de Cristo, oriundo de Abdera (Tracia) e instruido en mística, astronomía y religión desde chico, producto de la cercanía con los persas durante las guerras médicas. Se lo considera díscipulo de Leucipo y cierta afinidades de pensamientos.

Suele haber un error con este filósofo y es colocarlo como pre-socrático cuando en rigor de verdad fue contemporáneo al último. De menos renombre, conoció al padre de la mayéutica pero éste no a él. Es que la vida de Demócrito está circunscrita, si nos atenemos a los trabajos más serios, a explícitamente alejarse de los fulgores del éxito y recorrer el mundo. Se dice que estuvo en Egipto, Caldea, Persia, India y hasta llegó a Etiopía. Suele haber una figura un tanto poética de estas clases de filósofos caminando, con las manos en la espalda y de voces cavernosas. Sin embargo, el nuestro era más accesible, risueño, por lo que se dice, y poseedor de una longevidad ( casi 100 años o más) que le permitió elaborar una gran cantidad de volúmenes sobre ética, matemática, física, técnica y hasta música. Naturalmente, muy poco de todo eso nos llegó.

Como toda figura sustancial y ya remota en el tiempo, se suelen añadir a ésta ciertas leyendas o historias imposibles de comprobar. Una de ellas versa sobre un supuesto arrancamiento de los ojos propio, ya que el la contemplación del espectáculo exterior lo interrumpía en sus meditaciones. La otra es que Platón le tenía un odio tan grande que quería quemar sus obras, aunque como era un acto infructuoso desistió. Sí, ya estaban bastante divulgadas.

Su pensamiento

demo 1

Quizás este sea el momento más lleno de incordio en el relato, pero es necesario para sopesar correctamente al pensador. Nuestro filósofo de hoy era considerado atomista, cuyo maestro Leucipo le había pasado una serie de referencias y directrices. Trataban de separarse de los Eleatas ( Parménides y Zenón) quienes entendían que el ser era todo, lo uno, el ente por antonomasia. El problema de esta doctrina es que no explicaba para nada el movimiento. El atomismo, de esa forma, entiende que la nada debe intervenir, de ahí el juego de lo vacío y sutil; lo pleno y compacto. En esa dinámica, un tanto determinista, se juega el devenir, lo que deja de ser algo para ser otro. Estamos formados por átomos que son de distintos tamaños, formas, en su mayoría imperceptibles e indivisibles. Esto interviene en todo: es decir, un gran materialismo, haciendo a un lado cualquier implicancia espiritual o del alma.

Con ello suele convertirse a Demócrito en el primero ateo y maestro de Epicuro, quien sin embargo les dio a los átomos un mayor grado de azar, justamente para que pueda haber más libertad. Entonces, de esta forma, tenemos un pensador que intenta responder a los interrogantes de su tiempo, metafísicos/ontológicos, desde cierto materialismo. Naturalmente esto no quiere decir que sea un progreso, además de determinar qué quiere decir ese vocablo. Tampoco es tan sencilla y correcta la idea de pensar que el racionalismo comenzado con los jonios iba en aumento. Simplemente fue un pensamiento con cierta raigambre, inmiscuido en un mundo que tenía a Atenas como gran centro en esos entonces.

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *