Quién es Pitágoras, biografía, historia, resumen

Es un personaje confuso, de esos que su vida hace difícil ciertas comprensiones, además del hecho que la lejanía del tiempo ha dejado muy pocas alusiones fidedignas. Sin embargo, aquí te contaremos todo acerca de Pitágoras, filósofo y matemático nacido en Samos, pero que tuvo un peregrinar constante. Biografía, historia, resumen, una verdadera miscelánea que no hallarás en ningún otro sitio. Como siempre te traemos la mejor información ¡No te pierdas la nota!

pita 1

Se supone que nació en Samos, durante el siglo VI a.c, es decir, casi un siglo más grande que Platón y tanto más que Aristóteles. Teniendo por padre a un mercader, comenzó un largo peregrinar que continuaría de más grande instruyéndose.  Jámblico, uno de sus biógrafos más reconocidos, coloca a Tales y Anaximandro como sus antecesores y directamente profesores. Si hablamos del primero, considerado el primer filósofo natural, sería muy grande de edad si existió ese encuentro con Pitágoras, dejando al pequeño muchacho absorto su sabiduría en referencia a la astronomía y matemáticas. Para entonces el joven sabio ya dominaba instrumentos musicales y tenía una gran perspicacia para aprender sin cesar.

Sus fuentes como Diógenes Laercio, Jámblico y Porfirio, con algunos matices, hacen hincapié en la naturaleza itinerante del brillante pensador, siendo prisionero de guerra en Babilonia y conociendo los arcanos de muchos conocimientos en Egipto.

Pero Pitágoras no sólo fue conocido por su sabiduría, sus teoremas matemáticos, sino por la hermandad que conformó en Crotona, la magna Grecia. Pensemos un instante sobre el origen de la filosofía y enseguida surge una duda: antes que Platón, Aristóteles y Sócrates, los personajes más influyentes no eran de Atenas. Nuestro personaje principal cumple esa regla: nació en Samos, Jonia, lo que hoy es Turquía y vivió la mayor cantidad de tiempo en Italia. La filosofía, entonces, no es originariamente ateniense.

Una hermandad tan estricta y mistérica, que muchos pensadores la consideran con puntos de unión con el cristianismo posterior o incluso la vidas de los anacoretas. En rigor de verdad, Pitágoras tenía rígidas reglas en cuanto a la existencia en esa suerte de comunidad. Además había pruebas que hoy francamente nos parecerían terribles: una muy conocida era emplazarse frente a una mesa profusa en alimentos, tener hambre, pero rehusar cada uno de ellos, mientras otros se hacían un gran festín. Era una forma de crear una subjetividad impoluta, no inclinada a los meros placeres, y consciente de que el acto del pensamiento debe ser lo más sustancial.

Recordemos que en tanto creencias, Pitágoras se semejaba a los filósofos naturales en su monismo. Los pensadores como Tales, Anaximandro y de algún modo Anaxímenes buscaban el origen de la vida en un elemento, aunque el segundo hace más complejo todo con su noción de apeiron. Más allá de esto, se los suele catalogar en ese sentido monistas, es decir, a un sólo elemento se debe el origen de todo. Para nuestro pensador eran los números. Pero no pensemos que estos entes eran para los pitagóricos algo ideal, sino, al contrario, material, lo más puro y germinal, lo que precede a todo. Si el mundo responde al lenguaje matemático es porque está consustanciado con él, el mundo es en esencia matemático. Lo único que queda, entonces, es replicar o adecuarse a ello. De algún modo ese pensamiento queda como resabio sustancial, si aún el conocimiento usual y el científico considera como lo más perfecto a esta ciencia exacta para aprehender la verdad.

Los días finales de Pitágoras no fueron tan buenos. Da sus últimos suspiros en Metaponto, también dentro de la península itálica. Se supone que la escuela pitagórica fue atacada por un tirano, rico y fastuoso, que quiso ingresar a la misma, pero por su estilo de vida fue rechazado. El pensador sobrevivió gracias a un traslado forzoso, pero muchos de sus discípulos murieron en Crotona .

pita 2

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *