Quién es Zeus, biografía, historia, resumen

¡Buenos días! Como siempre, te traemos la mejor información respecto a personalidades que surcaron este mundo, pero también otras más ideales. En esta ocasión, se trata de Zeús, dios de dioses, el todo poderoso de la antigua Grecia. Te contaremos un poco de todo acerca de este fascinante deidad que supo ser adorada en diversos sitios y temida como cualquier otra.  Sus manías, poderes, vínculos amorosos, hijos y más. Un poco de todo para que te informes y conozcas un poco más. Asimismo, si eres chico y tienes una tarea del colegio, esta data te servirá sobremanera, buscada en los mejores lugares y libros. Totalmente garantía de seriedad. ¡No te pierdas la nota!

zeus 2

¿Quíén fue Zeus? Uno podría comenzar con ese interrogante, pero enseguida se da cuenta que hay un problema. El fue está en pretérito perfecto simple. Eso ya nos coloca en una contradicción importante: si una deidad es tal siempre va a ser. Una deidad que deja de ser no es inmortal, por ende, no cumpliría posiblemente con su rasgo principal. Aquí trataremos con respeto a este pope olímpico porque en la época que se le rindió culto tenía el mismo peso ontológico que para hoy tiene en el catolicismo la santísima trinidad. Así que nos guardaremos la idea  de entenderlo como simple mito, lo cual equivale a ponerse en una postura escéptica y superadora.

Zeus fue el gran señor del Olimpo y de algún modo personificaba el anhelo consciente o inconsciente de muchos hombres: todo poderoso y pletórico en mujeres. Es curioso ver, a diferencia de otras deidades, como las olímpicas se inmiscuían absolutamente en el mundo de los hombres, para bien o para mal, desde la máxima benevolencia hasta las peores maledicencias. En ese sentido, Zeus era esposo de Hera, técnicamente su hermana; pero también contrajo nupcias con Deméter.  Sus hijos son dioses menores y una suerte de héroes: Apolo, Atena, Artemisa, Perséfone, Hermes, Dioniso, Perseo, Helena de Troya, Hércules, Las Musas y también el rey legendario y temible Minos.

Por lo general, estamos hablando de deidades antropomórficas, es decir, que toman las imágenes del hombre (históricamente éste ha querido semejarse a las existencias principales). Se lo puede ver parado, portando un rayo, su símbolo, o sentado en su majestuosidad. Profuso de barbas, cabelleras y con un cuerpo por de más fornido. Si seguimos ciertas teogonías, sobre todo la de Hesiodo, Zeus era hijo de Rea y Cronos, levantándose y derrocando al titan rey.  Eran familias con generaciones que sustituían a viejos númenes: el eterno levantamiento del hijo contra el padre. Si Cronos lo hizo con Urano, Zeus lo realiza con aquel. De esa forma, nuestra divinidad mantendrá el trono por siempre, vigilando los accionares humanos, convirtiéndose en lluvia o animales para intervenir.

Lo importante es saber que fue adorado bastante, en distintas regiones, hasta entrado el siglo V, justamente la época del florecimiento de la filosofía. Naturalmente los dioses no desaparecieron, pero mucha gente comenzó a criticar, por lo menos, su naturaleza humana, sus vicios, errores, arbitrariedades y odios.De hecho, por lo general se supone que un dios más abstracto es una suerte de evolución en el pensamiento humano. El ejemplo perfecto es de Jenófanes, filósofo nacido en lo que hoy es Italia, pero que en esa época era colonia de Grecia. La piedad hacia esta divinidad, asimismo, fue ampla: iba desde el Etna hasta Creta, lugares de grandes cultos.

zeus 1

 

Hoy en día se lo suele vislumbrar con ojos tiernos, achacando cierta inmadurez a quienes creían en semejantes personajes. Sin embargo, fue como pocos un Dios con gran culto, cuestión que lo atestigua la misma arqueología y sus hallazgos. Eso es un dato que da cuenta, por lo menos, de su importancia y hegemonía durante un buen tiempo. Si tenemos que poner una fecha aproximada podríamos señalar mínimamente desde el siglo X a c, época de las obras homéricas, hasta por lo menos el siglo V a.c y más.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *