Quién inventó el telescopio

No nos contentamos con saber sobre lo que nos rodea o incluso sobre todo el planeta. No, no nos basta. Necesitamos más y más conocimiento para saciar nuestra sed interminable. De ahí que nos maravilláramos cuando levantábamos la cabeza y veíamos esa bóveda con tanta vida, llena de estrellas y fenómenos intrigantes. En esa tesitura, el descubrimiento del telescopio fue vital para develar el papel que cumplíamos en el universo. Pero, ¿quién realizó semejante hallazgo? Aquí te contamos todo sobre semejante suceso, algo que determinó en gran medida a la humanidad. Como siempre, te traemos la mejor información ¡No te pierdas la nota!

tele 1

Ahora es fácil porque las enormes bonanzas de la comunicación permite que cualquier persona sepa lo que sucede en el otro rincón del mundo en cuestión de segundos, pero si nos trasladamos al siglo XVII las cosas serían diferente. Pleno mercantilismo, Inglaterra sólo era una potencia balbuceante, la corona española acrecentaba su poderío y Holanda era la dueña y señora de los mares. Bueno, no es casual que el inventor del telescopio, a grandes rasgos, haya nacido en esas tierras, pleno Sacro Imperio Romano. ¿Quién fue ese afortunado? Hans Lippershey, nombre que quedará en la posteridad.

Sólo vivió 49 años (murió en 1916), pero le bastó gracias a su sapiencia como artesano, astrónomo y fabricantes de lentes. Se suele decir, como leyenda, que sus hijos jugando con vidrios y lentes rotos develaron el misterio del telescopio, pero es algo incomprobable.  Lo que sí habla mucho de un clima de época: si pudo efectuar esos trabajos es que en los Países Bajos había más libertades, una mayor apertura. Recordemos como Galileo Galilei da un paso atrás en sus estudios y como Giordano Bruno en 1600 era quemado porque no sólo decía que la tierra no era el centro del universo, sino que posiblemente existirían muchos planetas similares al nuestro, con personas iguales e incluso otros papas. Herejía absoluta; carne para la hoguera.

Nuestro amigo Hans pese a sus aficiones como astrónomo, no dejó de ser un inventor, más que un filósofo, en tierras donde se respiraban otros aires. Unos años después un tal René Descartes, padre de la filosofía moderna, escribiría en francés sus meditaciones en los mismos terruños. Por eso, se recalca y ponderan estos tipos de invenciones: La Iglesia era muy fuerte y comprender los cielos, por lo menos a modo de mero conato, podía significar un abuso imperdonable. Pero con el telescopio práctico, pequeño, de Lippershey el ser humano se sumergió en las profundidades del universo, y de ahí no se salió más, ya que el mar de arcanos nos agobia. Obvio: nos dimos cuenta por la cientificidad que no somos el centro del universo, ni siquiera una minúscula parte. Sí somos un cascote pequeño, una gran excepción llena de incógnita, por más que la gente piadosa tenga sus respuestas al respecto.

tele 3

¿Realmente fue el primero?

Respecto a estas cuestiones hay tantas dudas que por respeto al lector las enumeramos. No se sabe realmente si Hans Lippershey fue el primero. Sí el que patentó el invento, aunque no sacó mucho rédito de ello porque las autoridades consideraron que ya se conocía, por ende perdía un poco ese poder creador. Sin embargo, más allá de ese suceso, la posteridad le terminó dando su nombre y apellido al telescopio. De todas formas, se suele hablar de un tal Juan Roget, español, que 18 años antes habría construido la misma invención: un largo monóculo de bronce.

Sea como sea, el nombre que quedó fue el del nacido en Wesset. En cuestión de controversias hay que decir que otras personas también aclamaron en su tiempo al telescopio como producto de su genio o, mejor dicho, las descendencias, muchas veces menesterosas de dinero.

tele 2

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *